Cómo jugar con y contra IKs en novena

Bienvenidos a un nuevo artículo sólo para suscriptores, en esta ocasión para hablar, una vez más (y perdonad si me repito, pero es el tema que tengo más fresco) de los IKs.

Tanto en el podcast de La Voz de Horus como en artículos anteriores hemos hablado largo y tendido de todas las particularidades que trae esta facción en su códex de novena edición. Pero ya va siendo hora de entrar en faena y hablar de algo más práctico.

Empecemos por cómo jugar con IKs. O dicho de otro modo, cómo elaborar listas si es nuestra facción principal.

IKs
¿Vas a escoger lealtad al Mechanicus…

Cómo jugar con IKs en novena

Ya sabemos que los armigers son fundamentales porque tienen objetivo asegurado y porque necesitamos más miniaturas para poder controlar más mesa, más objetivos. Necesitamos movilidad y poder realizar acciones, y no vamos a utilizar a uno de los grandullones para eso.

También necesitaremos questoris para pastorear a esos armigers: recordemos que la habilidad de siervo les hace disfrutar de un maravilloso -1 al daño, además del bufo correspondiente.

Por tanto, independientemente de la Casa escogida y de la lealtad correspondiente (al Imperio o al Mechanicus), creo que no hay muchas posibilidades. La base de cualquier lista (teniendo como base una batalla a 2k puntos) va a ser:

  • 3 questoris + 4 armigers: algo escaso de armigers, pero todos o casi todos tendrán una habilidad de siervo.
  • 2 questoris + 7 armigers: pocos personajes, salvo si hacemos personaje a algún armiger. Es un punto en contra porque hay que aprovechar al máximo las ventajas de los personajes (rasgos, reliquias, corte exaltada…). Además será imposible que todos los armigers tengan el -1 al daño. A favor, eso sí, mucha más presencia en mesa. Puede que en este caso sea obligado que uno de los questoris sea un preceptor, para utilizar sus auras.
  • 1 dominus + 1 questoris + 6 armigers: una de las dos posibilidades de jugar con un dominus. Personalmente creo que no es buena opción, nos faltan questoris para pastorear a los armigers.
  • 1 dominus + 2 questoris + 3 armigers: tal vez la peor opción de todas, muy pocos armigers, aunque estén plenamente bufados. Mucha capacidad de fuego, eso sí.

Hay que tener en cuenta que me he basado en estimaciones de puntos, ya que hay muchas variantes a tener en cuenta, como el armamento o los puntos por corte exaltada. Pero básicamente, esto es lo que hay.

Las dos primeras opciones son las que me parecen óptimas. Pero antes de seguir, veamos un poco por encima las Casas.

Y es que éstas están claramente orientadas hacia un estilo de juego: las del Imperio van más al asalto, y las del Mechanicus son más resistentes. A mí me gustan más las del Mechanicus: puestos a jugar con pocas miniaturas que no se pueden esconder (las titánicas), mejor que aguanten todo lo posible. Además de tener a su disposición una de las principales estratagemas: espíritu máquina resurgente, que es la que permite actuar como si estuviese a tope de heridas.

Por tanto, yo creo que hay dos estilos óptimos:

  • Si vamos al asalto, mejor una de las Casas con lealtad Imperial, y yo cogería la combinación de 2 questoris + 7 armigers, para aprovechar su mejor movilidad y agobiar todo lo posible.
  • Si preferimos una estrategia algo más conservadora o todoterreno, mejor una Casa con lealtad al Mechanicus, con 3 questoris + 4 armigers. La Casa taranis es la que más aguanta con diferencia, pero no tiene por qué ser la mejor. A mí me gusta más la Raven.

Si quieres ejemplos de listas, los tendrás la semana que viene en la Guía de juego de Caballeros Imperiales. En esta Guía, como siempre, profundizaré en las particularidades de cada Casa en concreto. Recuerda que por ser suscriptor podrás obtenerla directamente en la página de descargas o pidiéndomela por correo.

Ahora veamos el otro lado del tablero.

… o al Imperio?

Cómo jugar contra IKs

Éste es un ejército con muchos puntos débiles, y hay que saber aprovecharlos.

El primero es su debilidad cuerpo a cuerpo. Aunque obviamente pegan mucho, sobre todo si son de lealtad al Imperio, al carecer (salvo excepciones) de salvación invulnerable en combate, son especialmente vulnerables contra armas con FP alta. Además, aunque las titánicas se puedan destrabar y seguir actuando, van a tenerlo difícil si hay mucha escenografía o poco espacio para moverse; y si se quedan trabadas, las armas blast pueden quedarse inutilizadas, y si sólo disponen del pisotón, lo más probable es que ese caballero esté vendido.

Otra debilidad es su falta de fase psíquica y su correspondiente defensa. Hay una estratagema (del lado de lealtad al Mechanicus) que da no hay dolor de 5+ contra mortales. Pero más allá de eso, no hay nada que hacer. Por tanto, son especialmente vulnerables a las heridas mortales en general, y a la fase psíquica en particular.

También hay que contar con su problema de movimiento: al carecer de infantería, una mesa muy poblada de escenografía va a ser su peor enemigo, ya que tendrá que ir esquivándola y utilizando los pasillos que queden libres. Esto hace especialmente fácil taponar esos huecos, además del hecho de que nosotros podremos ocultar unidades tras escenografía con oscurecido y los questoris o dominus no podrán hacerlo.

Por último, sabemos que los questoris son necesarios para pastorear a los armigers, además de ser, probablemente, los personajes y unidades más importantes del ejército enemigo. Esto hace que tengan una diana en la cabeza desde el primer momento. Si conseguimos eliminarlos, la batalla quedará muy a nuestro favor. No es que los armigers sean mancos, pero sin el -1 al daño resultarán mucho más vulnerables, y sin los bufos de los questoris, mucho menos efectivos. Otra opción es plantearlo al revés: eliminando pronto a los armigers, el oponente se va a quedar sin objetivo asegurado y sin control de mesa, por lo que los questoris que queden van a suponer una (gran) molestia, pero difícilmente podrá remontar la batalla.


Espero que este artículo te haya resultado útil. Como siempre, te recuerdo que tienes a tu disposición los comentarios y mi buzón de correo. Cualquier feedback será bienvenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio